Salidas Profesionales

La Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias –LOPS-, de 2003, reconoce a la Logopedia como una profesión sanitaria y regula las funciones de los profesionales de la Logopedia. Los logopedas desarrollan su actividad profesional en Hospitales, Centros de Salud, Equipos Interdisciplinares en Centros Educativos, en Unidades de Atención Temprana, Asociaciones de Discapacitados, Centros de Día, Residencias Geriátricas. En la actualidad están surgiendo nuevos campos de aplicación de la Logopedia, como entrenamiento vocal a oradores, actores y profesionales de la comunicación, trabajo en clínicas odontológicas para solventar algunos de los problemas derivados de prótesis dentales, modificación de acento extranjero, centros de investigación sobre habla modificada, entre otros.

La Logopedia pretende formar profesionales que realicen la función de prevención, evaluación, tratamiento y estudio científico de los trastornos de la comunicación humana (funciones asociadas a la comprensión y expresión del lenguaje oral y escrito, así como a cualquier forma de comunicación no verbal). La Logopedia se ha considerado el mejor trabajo de 2014 por un estudio realizado por una corporación estadounidense.