Titulación

La Filosofía constituye una reflexión racional sobre nuestra experiencia del mundo y sobre nuestro lugar en él. Es una interrogación metódica y crítica sobre el conocimiento de la realidad y del ser humano, sobre las formas de expresión lingüística y artística, y sobre los fundamentos de la vida ética y la convivencia política. Esta reflexión se caracteriza por la vocación de universalidad y por el diálogo permanente con las diferentes épocas, culturas, lenguas y saberes. Por todo ello, la Filosofía ha sido y seguirá siendo una parte esencial de la historia de Occidente y de la Humanidad.

La Filosofía se ocupa de los problemas universales de la existencia humana mediante el ejercicio del pensamiento libre, la argumentación racional y el debate público, por lo que los estudios filosóficos han estado siempre presentes y han tenido un papel decisivo en la tradición cultural de Occidente.

En la época contemporánea, caracterizada por el llamado proceso de globalización o mundialización, estamos asistiendo una creciente interdependencia económica, política, jurídica y cultural entre las diferentes sociedades de la Tierra, y a unas profundas transformaciones de los saberes tecnocientíficos, las formas de convivencia y las expresiones artísticas y literarias. En estas nuevas condiciones históricas, los estudios de Filosofía pueden proporcionar la formación adecuada para reflexionar críticamente sobre todas estas transformaciones e interdependencias, y para establecer un diálogo racional entre las diferentes tradiciones culturales y entre los diferentes campos de la experiencia humana.